h1

Sobre los resultados del Bloco de Esquerda en Portugal

3 octubre 2009

Clavel

Os dejo copia del artículo publicado en Astekari Digitala sobre el ascenso del Bloco de Esquerda en Portugal. Espero que les guste y si quieren opinen y úsenlo como deseen.

“Portugal: resurgen los ecos de Grandola vila morena”, por Oskar Matute

“El ascenso importante del Bloco de Esquerda en Portugal nos enseña el camino. Nos muestra la vía para reconstruir la izquierda en latitudes como la nuestra”.

Hace ya bastantes años, y es que el paso del tiempo no evita a nadie, cayó en mis manos un libro, llevaba y lleva por título, dado que aún lo conservo, “Lecciones de Abril”. Este libro se basaba en un análisis político de la experiencia portuguesa.

Y, esa experiencia portuguesa no era otra que la revolución de los claveles, la última revolución romántica del viejo continente europeo. Esa revolución que se inicio al compás de la canción popular “Grandola vila Morena” generó una ola de simpatía enorme en toda Europa y, fue, sin lugar a dudas, un punto de inflexión en  la reflexión y la reconfiguración de la izquierda radical.

Decía ese libro entre otras muchas cosas, que “Portugal y su revolución ha constituido un corrosivo para las fuerzas políticas del continente, obligadas a revisar alguno de sus planteamientos. Se abre el tiempo de definir nuevas opciones para una democracia directa surgida de la base.”

Y, desde mi punto de vista, esas lecciones del ya mítico 25 de abril, y ese tiempo por abrir han encontrado su aplicación y continuación en la lección del pasado 27 de septiembre, fecha de celebración de las elecciones legislativas en Portugal.

Ese día, el Bloco de Esquerda emergió para quien aún no lo veía así, como la opción de izquierdas, netamente de izquierdas, y desde mi punto de vista, digna heredera de las lecciones del proceso revolucionario surgido hace ya más de 30 años.

Pero quizás convenga hacer un poco de historia para conocer el porqué de este auge, y qué significa y puede significar en tiempos venideros tal feliz circunstancia.

El Bloco de Esquerda (BE) nació en 1999 tras la convergencia de diferentes grupos, organizaciones y personas provenientes de culturas políticas diversas dentro de la izquierda.

Sus principales componentes provenían del Partido Socialista Revolucionario (PSR), de tradición trotskista, de Unidad Democrática Popular (UDP), ex-maoístas, y de Política XXI, socialdemócratas radicales de procedencia PCP.

Así y tras largos e intensos debates dedicados a limar asperezas históricas y buscar nexos de unión en lo político y organizativo, deciden dar el salto de crear un nuevo partido político llamado Bloco de Esquerda (BE).

El Bloco de Esquerda nace así como una formación socialista abierta a la incorporación de nuevas gentes del campo de la izquierda, y reafirma, de ese modo, su vocación de proyecto permanentemente inacabado.

Sus relaciones a nivel europeo las determina a través de su participación como miembro fundador de la Izquierda Anticapitalista Europea y de su pertenencia al Partido de la Izquierda Europea.

Desde 1999 hasta la actualidad los resultados del Bloco no han hecho otra cosa que crecer de forma sostenida y continua. En las elecciones legislativas de ese año obtuvo 132.333 votos y 2 escaños, con un porcentaje del 2’4%. En las celebradas en el año 2005 fueron 364.971 los votos recabados y 8 escaños, aumentando su porcentaje hasta el 6’3%. En las del pasado 27 de septiembre los votos han alcanzado la cifra histórica de 557.109 votos, ha duplicado sus escaños alcanzando los 16 y ha obtenido un porcentaje total del 9’85%.

25 de abril.

Y así en todos los ciclos electorales que queramos escoger, ya sean estos comicios de carácter local o europeo.

En la actualidad y tras los resultados del Bloco de Esquerda de hace unos días podemos decir con certeza que, el BE es la expresión de la izquierda política, a la izquierda del socialiberamismo del PS de Sócrates, más fuerte de Portugal. Con más presente y mejor futuro.  Espero que esta aseveración no la interprete nadie como una minusvaloración ni de los resultados, ni de la lucha de la CDU (PCP y Verdes). Sino, en todo caso, como la constatación de una evidencia.

Pero este crecimiento del BE no surge de la nada ni es producto de la inacción de terceros. Este crecimiento obedece a varias premisas que trataré de enumerar aún a riesgo de dejarme algunas en el tintero.

En primer lugar por la vinculación que mucha gente, sí ésa de la que no vende su memoria, establece con los ideales del movimiento revolucionario de abril del 75. Al inicio de este artículo hablaba del carácter popular de esa revolución y de su apuesta por generar opciones políticas y sociales, para poner en pie una nueva democracia de carácter directa y por la base. Esta vieja nueva idea encaja como un guante con la práctica política y organizativa del BE. De ahí la conexión temporal e ideológica de ambas realidades.

En segundo lugar, su integración de diferentes luchas y su colaboración permanente con los movimientos sociales portugueses. De hecho el Bloco de Esquerdas es a día de hoy la expresión más exitosa de vinculación de la lucha social y la lucha política. De igual modo, su identidad es una identidad transversalizada por la presencia de personas e ideas del movimiento ecologista, feminista, antirracista, sindical y estudiantil. Esta mixtura les permite una conexión con la realidad en sus problemáticas, su lenguaje y su respuesta.

Y, a la vez, retroalimenta su identidad dotándola de nuevos matices que les hacen aparecen a los ojos de la gente de ese país, como una izquierda actual, renovada, abierta y eficaz. Está donde se la necesita, diciendo lo que hay que decir y haciendo lo que otros no se atreven a hacer.

En tercer lugar, su combate desde lo local a lo nacional contra la precariedad del sistema sanitario y de la nueva ley del trabajo aprobada por Sócrates para regocijo de los tiburones empresariales del país. Contra la xenofobia presente en un país más multicultural que otros muchos. En su apuesta y su logro por una ley contra la violencia machista. Por  su victoria en la ley que regula los matrimonios homosexuales y su beligerancia ante las ayudas del gobierno a la banca, han roto con los viejos esquemas que presentaban a estas izquierdas como “gauche divine” o izquierdas teóricas puras por su inacción. El BE ha demostrado que está, que opina y que se compromete.

eu continuaréi

Y, en cuarto lugar, su ambición, su optimismo y su franqueza para atreverse a soñar con mayorías sociales de izquierda, han calado hondo en el electorado. Han sido claros, han repetido una y otra vez que querían reconfigurar la izquierda para hacer una nueva mayoría. Que solo existirá un gobierno de izquierdas en Portugal, por la creación de una fuerza política y social de combate por la justicia social. La gente, lejos de considerarles quiméricos los ha visto como la izquierda que no renuncia a la utopía.

Estos factores han determinado que en unas elecciones como las pasadas, donde la abstención ha aumentado casi 5 puntos, ellos hayan roto con la máxima que parece indicar que la abstención daña a la izquierda.

De igual manera, les ha permitido salir airosos de la presión mediática que se había levantado contra ellos desde los medios de comunicación serviles . Unos para posibilitar la reválida de la mayoría absoluta de Sócrates y su desnaturalizado PS, y otros por el temor al ascenso de una fuerza en clara confrontación con el sistema. Una fuerza que no busca su reforma sino su sustitución por otro que acabe con sus privilegios y sus atalayas de poder.

Han superado la barrera del bipartidismo con holgura. Cierto que esto lo han hecho ellos, pero también la CDU (PCP y verdes), y, por desgracia, la extrema derecha representada en el CDS-PP.

Pero la presión no fue únicamente mediática. Les han intentado ahogar económicamente, les han querido perseguir judicialmente, les han querido excluir de sus instituciones porque sabían que su presencia en las mismas va orientada a acabar con todos ellos y sus prebendas.

Y, pese a todo, el BE ha crecido, ha logrado impedir que el PS revalide una mayoría absoluta y ha recogido buena parte del voto de portuguesas y portugueses de izquierdas hartos de la política neoliberal del actual gobierno.

Y, lo ha hecho aumentando su base, su presencia y su apoyo en los barrios y pueblos más pobres. Pero también entre la clase media concienciada. Ha visto incrementado su apoyo en las zonas urbanas, en los ámbitos educativos (universidad e institutos), entre los activistas sociales y entre la clase trabajadora. Este es su verdadero éxito.

O capitalismo é tóxico.

Un éxito que les ha llevado a tener presencia en todos los puntos y zonas del país y representación en 9 de las 20 circunscripciones en que se divide el país en términos electorales.

Pero no hay tiempo para el regocijo, porque este próximo 11 de Octubre, o sea en nada, el BE se enfrenta a las elecciones locales. Unas elecciones que tienen que consolidar su presencia en el conjunto del país y que tienen que permitirles superar con fuerza el listón de los 115 concejales o representantes municipales que obtuvo hace cuatro años.

Este reto, es de vital importancia para el BE, y así lo ha manifestado su comisión política desde el mismo día de valoración de las elecciones del pasado 27 de septiembre. Y, es de vital importancia porque, en consonancia con la máxima altermundialista de “pensar globalmente actuar localmente” el BE se define como un partido municipal con expresión nacional y con enraizamiento   y basamento regional y local.

Así y para ir finalizando, a uno se le llenan los ojos de alegría y el corazón de optimismo al ver que en el estado nacional más viejo de Europa, Portugal, crece la nueva izquierda alternativa europea.

Si bien es cierto, que este resurgir tal cual ave fénix, ha sido y es posible por su trabajo, su honradez y su claridad, y por los rescoldos que aún quedaban de la revolución de los claveles. Unos rescoldos que los sucesivos gobiernos del “gran centro” (PS y PSD) no han conseguido apagar con sus acciones, sino justo lo contrario, reavivarlo.

Por eso, uno tiene sana envidia de lo que allí está ocurriendo. A la vez, que confianza en que esta ola de frescura y de reconfiguración de la nueva izquierda alternativa nos sacuda y nos inunde.

Y así, con saudade para con lo que allí están viviendo ahora me apresto a finalizar el artículo. Pero no quiero olvidarme al concluirlo de un personaje que con su abnegación, su compromiso, y su lucha hace casi 30 años, ha permitido que hoy seamos más optimistas las gentes de izquierdas. El es Otelo Saraiva de Carvalho. Un saludo y hasta la semana que viene.

Anuncios

One comment

  1. […] Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya Os dejo copia del artículo publicado en Astekari Digitala sobre el ascenso del Bloco de Esquerda en Os dejo copia del artículo publicado en Astekari Digitala sobre el ascenso del Bloco de Esquerda en .. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: