h1

Una sincera felicitación y una reflexión

17 noviembre 2009

Fotografía de "mashleymorgan"

Destructor estadounidense vigila las costas de Somalia en 2007.

Muy buenas, en primer lugar y para no restarle un ápice de importancia, mi más sincera enhorabuena y felicitación para todos los marineros liberados del Alakrana, vascos y no vascos, y para sus familias que han sido desde el principio un ejemplo de lucha y dignidad a la hora de exigir y denunciar la inacción de unos u otros.

Como digo, hoy es día para liberar una tensión acumulada desde hace desgraciadamente demasiado tiempo. Tiempo tendrá la sociedad, y tendremos de analizar el porqué de esta situación, situar los niveles de responsabilidad en su justo término y analizar las causas reales de esta práctica tan dolorosa en las aguas de un país devastado, sin gobierno alguno, y laboratorio de experiencias horribles tanto sobre el terreno como en sus costas con los vertidos tóxicos.

En su día publiqué un artículo en El País, ustedes que son más duchos que yo en esto de internet seguro que lo pueden localizar con facilidad que llevaba por título “El Alakrana o un Mc Donald’s en Kabul“.

En él trasladaba una visión personal sobre el porqué de algunas de las cosas que pasan. Esta carta abierta en El País fue respondida por la confederación de empresas del sector y decliné la posibilidad de responder nuevamente hasta que el secuestro del Alakrana no se desbloquease. Una vez este ha sucedido, les prometo que les haré partícipes de esta respuesta que creo merece la respuesta que me dedicaron desde dicha confederación o lobby.

Como decía, tiempo tendremos ahora sin ser acusados de antipatriotas ni insolidarios de habilitar un espacio libre de intercambio de ideas sobre quién gana con la presencia de nuestros atuneros en esas aguas, quién pone su vida en riesgo, y qué podemos hacer más allá de llenar de más armas el país para evitar situaciones de este tipo nuevamente.

Con todo el respeto del mundo, pero sin callar ni una sola voz por muy diferente que esta sea. De hecho me he animado a responder esa carta, a la que he hecho alusión al oír hoy en Radio Euskadi al periodista gallego que estuvo 40 dias secuestrado cuando realizaba un reportaje sobre los “piratas” somalies.

Lo dicho, esta semana lo incluyo. De mientras disfrutemos todos de la dicha de todas las familias y reiterarles mi más sincera y fraternal enhorabuena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: