h1

A Mayor Oreja, mayor sordera!

25 marzo 2010

Hoy aparecen dos noticias en los periódicos que me han vuelto a sacar la mala leche que no niego anida en mí.

Por un lado leo las de las declaraciones de Mayor Oreja sobre la supuesta “nueva fase” negociadora entre ETA y gobierno. Y lo aclaro, lo que me cabrea de estas declaraciones es el animo y la intencionalidad con que están hechas. Mayor Oreja no desea ni en pintura que la paz sea posible en este país, al menos una paz justa. Y, por eso, a la mínima que ve que se abren puertas a la esperanza él se apresta a aplicar la técnica del ventilador, con la pretensión de levantar una ola de miedo y pánico en la narcotizada sociedad española y por otro lado de encrespar hasta donde le sea posible el estado anímico del país, de Euskal Herria.

Para tal fin, no desperdicia epítetos ni exabruptos y lo mismo le da culpar a unos que satanizar a otros, todo con el fin de que la llegada de una paz justa se postergue sine die. No quiero ser más malpensado de lo que con este hombre suele ser aconsejable (que no es poco),  pero no puedo dejar de pensar en cuáles son los motivos para jugar el triste papel que juega el ex-Ministro de Interior (tan vitoreado por el PSOE en su tiempo, todo sea dicho de paso) y ex-candidato a Lehendakari de la entente PP-PSOE en el 2001. Y la verdad sólo se me ocurren dos.

La primera, que este hombre, siempre jaleado y ponderado por los “paladines” de la libertad y la democracia Iturgaiz, Aznar y Esperanza Aguirre, sufra desde el 2001 una sordera irremediable hacia lo que le dice la mayoría muy muy amplia de su pueblo, el vasco, con respecto a la necesidad de paz, diálogo e incluso reconciliación. Tal vez el batacazo fue de tal dimensión que dicho revés a Mayor Oreja le produjo mayor sordera de la que ya tenía cuando se veía en Ajuria Enea.

La segunda, tiene que ver con algo duro de decir, pero a veces necesario. En una realidad como la actual, con una actividad de ETA  rechazada por la mayoría social del pueblo español y del pueblo vasco al que dice defender, el Estado es capaz de  asumir una violencia de baja intensidad. Lo es porque le permite, en virtud de la existencia de dicha violencia, poner en práctica y desplegar toda una batería de medidas que en una sociedad normalizada y orgullosa de sus garantías democráticas sería impensable.

A saber, dificil por no imposible, sería sostener un papel tan coercitivo de las fuerzas y cuerpos de seguridad, de recorte de derechos y libertades como la de asociación, expresión, manifestación, etc. y de vulneración de derechos humanos en comisarías y carceles (dispersión, torturas, malos tratos…) baste mirar siquiera de refilón los informes de Amnistía Internacional para certificar tan lamentable realidad.

Y difícil sería igualmente no abordar un debate real, profundo y sincero sobre la necesaria segunda transición en el estado. Aquella que incluya a los que dejó fuera la primera para contentar a los “conversos”  franquistas, o mejor sería calificarles de “fascistas disfrazados de neodemocrátas”, y abordar el debate irresuelto sobre la voluntariedad de las partes o no a formar parte del estado español, esto es, el respeto y ejercicio del derecho de autodeterminación.

Todo ello por no hablar de los ingentes recursos públicos que se van en mantener cuerpos policiales sobredimensionados y contratos privados con empresas de seguridad empleadas en labores de escolta, que no me negarán es un negocio, y alguien hace negocio… y a lo mejor hasta no le interesa que se vengan abajo tan pingües beneficios.

Así y todo, el señor Mayor Oreja sacude a diestro y siniestro, supongo que haciéndose eco de informaciones extraídas a viejos contactos de su etapa como Ministro de Interior. ¿No es eso pues, un chivatazo o filtración de información sensible con fines o uso partidista? Pues con independencia de la veracidad o no de las mismas, si no lo es, se lo parece. Ya ven, otro “Faisán” a investigar o abatir si lo desean los señores de El Mundo…

Y claro, todo esto que no quiebre la comunión de intereses del PSE aquí en su empeño por aferrarse al Gobierno Vasco. Si a la señora Leire Pajin le parece repugnante, ¿Por que no rompe dicho acuerdo de gobernabilidad? Ah, no, que la pela es la pela, o el euro en estos tiempos…

Anuncios

4 comentarios

  1. Aunque parezca increíble la gente todavía no ha calado a este personaje. Fue el más votado en las europeas y si te pasas por los foros de El Mundo, etc… la gente comenta la noticia como si fuera una persona respetable: “si lo dice Jaime Mayor es que es cierto” (sic). Como dijo Gabilondo, es un político sobrevalorado http://www.youtube.com/watch?v=1tr2koCB0p0 . Y respecto a lo de la segunda transición, me temo que si se hiciese algo así ahora, sería peor que la primera.


  2. En una democracia un señor que dice que el franquismo fue una época de extraordinaria placidez estaría, automáticamente, inhabilitado para ejercer la política. Vive de ETA, sólo sabe hablar de eso, y tiene una enfermiza obsesión con todo lo euskaldun. Le preguntan por la pesquería de la anchoa y habla del régimen totalitario que se vive en Euskadi.

    Mayor Oreja no es un converso, es un miembro claro de la extrema derecha, que añora otros tiempos y que trabaja amparado en una democracia en el recorte de las libertades. Él es el principal ideólogo de la involución democrática de los últimos 14 años.


  3. La hebeís clavado Gontzal y Cosme, nada que objetar, más bien manifestar mi total acuerdo con lo dicho…


  4. Muy buen artículo. Estamos hablando de un franquista declarado. Cito algunas perlas del susodicho en la famosa entrevista a La Voz de Galicia de hace dos años y medio:

    – “No considero pertinente condenar el franquismo, por muchas razones. ¿Por qué voy a tener que condenar yo el franquismo si hubo muchas familias que lo vivieron con naturalidad y normalidad?”.
    – “Algunos dicen que las persecuciones en los pueblos vascos fueron terribles, pero no debieron serlo tanto cuando todos los guardias civiles gallegos pedían ir al País Vasco. Era una situación de extraordinaria placidez”.
    – “Al PP le cuesta tanto condenar el franquismo porque eso forma parte de la historia de España. ¿Cómo voy a condenar lo que, sin duda, representaba a un sector muy amplio de españoles”.
    – “Hubo dos bandos que reprimían, porque el franquismo fue la consecuencia de una Guerra Civil en la que hubo dos contendientes”.

    Es curioso que este señor pueda decir lo que le venga en gana gozando de una impunidad total, mientras que hoy mismo podemos leer la noticia de la reforma de la Ley de Partidos y la Ley del Régimen Electoral para que la izquierda abertzale no se pueda presentar de ninguna manera, amenazando incluso Conde Pumpido a EA de que sus listas podrían ser ilegalizadas.

    En fin…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: