h1

Tensa calma ante el esperado comunicado de ETA

21 diciembre 2010

Llevamos un par de semanas, sino más, viviendo con una extraña sensación. Sensación por otra parte que nos ha sido alimentada e inoculada a través de filtraciones interesadas y noticias especulativas sobre el tan anhelado comunicado de ETA.

Parece que toda nuestra suerte, y hablo como sociedad, que de la suerte individual de muchos se ocupará el bombo y los niños de San Ildefonso mañana, recae en las manos o en el texto que ETA pueda hacer público en próximas fechas.

Curioso argumento este. Y digo curioso porque resulta que muchos de los que depositan en él la certificación de un cambio político o no veraz, son los mismos que comunicado tras comunicado se empeñan en proclamar o declamar (por aquello de la teatralización de los actores políticos) que cualquier cosa que diga ETA sirve de poco o nada.

Y se equivocaban cuando repetian tal sainete y lo hacen ahora,  aunque hayan cambiado el politono de su machacante melodía. Ni antés nos era indiferente cualquier cosa que pudiera decir ni ahora es vital lo que puedan anunciar. Me explico. Lo que ya han dicho tiene importancia. La tiene porque cualquier cese en su accionar violento es un paso adelante. Tímido, insuficiente o escaso, pero avance al fin y al cabo. Y sin embargo, lo que puedan anunciar aun con ser importante lo es menos que la determinación y la unilateralidad e irreversibilidad de los pasos que ya ha dado la izquierda abertzale en sus multiples declaraciones y comparecencias.

Ese es sin duda, el mejor sintoma de que estamos en un nuevo tiempo político. La política ha tomado el timón para manejarnos en tan procelosas aguas. A ETA solo le queda aceptar y acompañar el nuevo ciclo o situarse frente a él, evidenciando una soledad que dudo quiera para sí ninguna organización que desde la clandestinidad dice representar a decenas de miles de ciudadanas y ciudadanos.

De ahí mi reflexión. Y la hago porque estoy convencido, y esta es mi opinión personal, que lo que el comunicado pueda decir va a ser juzgado como decepcionante para todos aquellos y aquellas que han situado la meta (desaparición definitiva de la violencia) como línea de salida y no como punto al que llegar más pronto que tarde. A mi el único comunicado que me provocaría decepción, y fustración porque no decirlo, es el que indicara que retornan al accionar violento en todas sus formas y vertientes. El resto sea más timido o audaz será un avance. Porque como decía lo importante reside en la iniciativa ya constatable de la izquierda abertzale ilegalizada para superar una fase de nuestra história que ha durado por desgracia mucho, muchisimo tiempo.

Le dejo a los semiólogos la contundencia o claridad de las expresiones que puedan emplear, que si “decretamos una tregua permanente, verificable y unilateral como expresión clara” o “voluntad sincera” o en el “animo de” superar la fase de violencia política que vivimos”. Y que conste que empleo todas estas expresiones a voleo, no vaya a pasarme como a mi buen amigo Paul Rios, y algun periodista necesitado de material vaya a darlas como oficiales o posibles.

Y es que, mientras esperamos un nuevo paso en la buena senda, vemos como el gobierno sigue en sus trece del negacionismo. Cuando no sale un ministro diciendo aquello de “no es tiempo de treguas” (Caamaño dixit parafraseando a ese otro hit del otoño de no es tiempo de huelgas) es otro ministro (Rubalcaba) quien entre estado de alarma y viaje a Afganistan, el que  se vanagloria de detener a jovenes independentistas que para más inri han hecho explicita su apuesta y compromiso con el Acuerdo de Gernika, que a estas alturas todo el mundo puede conocer hace una apuesta clara, precisa y unidireccional por la política y la no violencia como metodo o guia a seguir. Curioso que, en el estado español, sean tan escasas las voces que protestan ante unas detenciones “preventivas” que hacen de la justicia inversa su máxima. Esto es, son los detenidos, quienes han de demostrar que no delinquen en lugar de ser el estado el que actue tras comprobar que estos (sujetos individuales) han cometido algun delito.

Así pues, sigamos siendo conscientes de que cualquier proceso de paz, no es una cuestión de advenimiento, que es como su nombre indica un “proceso” en el que los avances se van produciendo de forma paulatina y gradual. Probablemente a menor velocidad de la que nos gustaría a la mayoría, pero a mucha mayor de la que supone la paralisis asfixiante de un proceso marcado por la violencia, la cercenación de derechos humanos, civiles y políticos que hace no tanto soportabamos.

Anuncios

One comment

  1. […] This post was mentioned on Twitter by TheklanEH and Oskar Matute. Oskar Matute said: Ante la incertidumbre por el silencio de ETA https://oskarmatute.wordpress.com/2010/12/21/tensa-calma-ante-el-esperado-comunicado-de-eta/ […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: